jueves, octubre 30, 2008

Obama vs McCain (II): Numbers

538 votos electorales, repartidos entre 51 estados-miembros, eligirán al nuevo Presidente norteamericano. El candidato que gana en un estado, se lleva TODOS los votos electorales que le corresponden a ese estado. La mayoría absoluta está en los 270 votos electorales. De momento, a tenor de lo expuesto en Green Papers.com, las encuestas otorgan una victoria clara de Obama en 22 estados (y un total de 264 votos electorales) más un triunfo ajustado en Colorado (9) y Nevada (5). Por su parte, McCain obtendría una victoria lo suficientemente clara en 19 estados (157 votos electorales), y llevaría la delantera en Montana (3). En los 7 estados restantes (Florida, Missouri, Ohio, Indiana, Carolina del Norte, Dakota del Norte, y Virginia), que reparten un total de 100 votos electorales, se encontrarían en empate técnico. En los cuatro últimos estados, ningún candidato demócrata para la presidencia ha vencido en los últimos 30 años; Y cuando alguno de éstos ha vencido en Florida, Missouri y Ohio, ha sido obteniendo la presidencia. Es evidente que los Republicanos necesitan un vuelco electoral: si los resultados de las encuestas se confirman el próximo martes, no tendrán nada que hacer aún cuando se impusieran en los 7 estados con empate técnico. No es de extrañar que conciban estos días como una "remontada".

Las encuestas de la CNN no son mejores para los Republicanos. Atribuiría 202 votos claros a Obama (15 estados) y 122 a McCain (otros 15). Contando las ventajas ligeras, los Demócratas sumarían 290 y los Republicanos 163. En los estados con empate, Obama tiene ventaja en Florida y Ohio (4% ) , en Carolina del Norte (6%) y en Virginia (9%), además del mínimo 1% en Indiana y Dakota del Norte. En cambio, McCain supera a su rival en los sondeos de Missouri por un 2%. En Pensylvannia, estado dónde el Partido Republicano tiene esperanzas de comenzar a dar el vuelco, se han reducido las diferencias entre candidatos, pero Obama mantiene aún 12 puntos de ventaja (incluso Strategic Vision, próxima a los republicanos, le otorga una diferencia del 7%). En cambio, en Montana, estado claramente republicano, las diferencias se han reducido a un 4% a favor de McCain. Las diferencias más significativas se mantienen en los estados más poblados, con los demócratas superando ámpliamente a republicanos en California (+23%) y Nueva York (+31%), sin comentar el caso de District of Columbia-Washington DC, con una diferencia de 82% contra 18%.

Las encuestas de Fox/Rassmusen (más próximas al Partido Republicano) tampoco niegan la evidencia: aunque por menor diferencia a lo que se piensa, los republicanos estarían actualmente por debajo (mínimo 3%). Y, según sus números perderían Florida (por un 4%), Carolina del Norte (2%), Ohio (4%), Virginia (4%), incluso Missouri por un 1%, pero revalidarían victoria en Indiana (2%), Montana (4%) y Dakota del Norte. Sin embargo, Colorado y Nevada caerían por el bando demócrata. Eso sería la consumación de su debacle, pues supondría un resultado final 360 a 178 (datos de la Fox).

Con las decepcionantes experiencias que hemos tenido en España con las encuestas, las cuáles no han estado del todo acertadas en las últimas elecciones celebradas aquí, es evidente que el pronóstico permanecerá incierto hasta el día 4 de novimebre a pesar de la aparente contundencia de estos datos. Podría producirse incluso el voltatornero Efecto Bradley. No obstante, hay que reconocer que los republicanos, ciertamente, lo tienen complicado: el día de las elecciones han de retener a sus declarados votantes republicanos y que los potenciales votantes demócratas no solo no voten a Obama, sinó que, además, voten a McCain. En cambio, los responsables de campaña de Obama, con un dineral detrás, pueden centrarse en gestionar la ventaja, conscientes que si sus simpatizantes votan, difícilmente se les puede escapar la victoria.
El miercoles veremos quién acierta...

3 Comments:

Blogger C.C.Buxter said...

Está bien que acudas directamente a las fuentes estadounidenses, porque yo la verdad es que de los medios españoles no me fío en absoluto, teniendo en cuenta lo que pasó el año pasado con Kerry (aquí le daban por ganador mientras que si uno leía en internet el New York Times ya se anunciaba la victoria de Bush...). Es curioso cómo muchos son más papistas que el Papa y hablan de la victoria de Obama incluso cuando retransmiten partidos de fútbol.

Enlazando con la entrada anterior, el sistema de primarias estadounidense ha demostrado (tal y como pasó en Francia con Segolene Royal o incluso en España con Borrell) que lo que los partidos políticos quieren no es siempre lo que su electorado desea. Y así, la candidata "oficial", Hillary Clinton, de cuyas aspiraciones presidenciales se habló incluso durante el mandato de su marido, ha sucumbido ante un senador importante en su partido pero para el que todavía no había llegado la hora (del pobre Edwards no hablamos: pierde siempre). Y pese a todo, no sólo se ha impuesto en las primarias sino que todo apunta a que va a ganar las elecciones. Los partidos deberían tomar nota.

Personalmente, prefiero que gane Obama, aunque no caigo en la ingenuidad de creer que es el nuevo Kennedy (de hecho, ni el propio JFK coincide con el mito Kennedy), ni de que a partir de su toma de posesión los soldados americanos vayan a cambiar las balas por claveles. Creo que los cambios van a ser más bien en política interior que en política exterior.

Por cierto, lo de acusar a Obama de ser amigo de terroristas me ha reconfortado: es un alivio comprobar que esas salvajadas no sólo se dicen en España...

3/11/08 12:19  
Blogger Reverendo Pohr said...

Se lo curran mucho más en Estados Unidos. Tienen más tradición y sus fuentes primarias son mucho más informativas. Todo politólogo no puede evitar sentirse algo fascinado por ese mundillo que es la Política estadounidense.

A veces pienso que los republicanos no quieren ganar las elecciones. Después de 8 años haciendo lo que les ha venido en gana, deben preferir cargar el marrón de la economía americana a los demócratas y volver a presentar batalla cuando todo el jaleo haya pasado y la Administración Demócrata esté algo chamuscada. Pero es difícil creer una renuncia tan simple al poder.

Por cierto, recuerdas ese pueblecito de New Hampshire que mencionaban en "el Ala Oesta de la Casa Blanca", en el cuál votaban, los primeros de todo EEEUU, a las 12 de la noche? DIXVILLE NOTCH. Ha ganado Obama 15 a 6. El primer demócrata que vence en 40 años!!!!

4/11/08 10:03  
Blogger C.C.Buxter said...

Sí que lo recuerdo, sí; también recuerdo cuán en serio se lo tomaban en la Administración Bartlett... Parece ser que no fallan una.

En España también hay un pueblo que lleva prediciendo quién ganará las elecciones desde 1977. Creo que está en Extremadura, aunque ahora no lo recuerdo bien.

5/11/08 11:10  

Publicar un comentario

<< Home