martes, agosto 05, 2008

Los Juegos Hipócritas (II)

¿Dictadura en China? . Sí, eso parece. Y por si no hubiera quedado bastante claro, los medios de comunicación nos lo han recordado constantemente en vísperas de los Juegos Olímpicos de Pekín que comienzan mañana (aunque la ceremonia de inaguración sea el viernes). Imagino que debe ser muy intimidatoria tanta presencia por doquier de las fuerzas de seguridad y para la prensa no debe ser agradable vivir bajo la omnipresente amenaza de la censura . Que si no se puede escupir, que si hay que portarse bien, que no hay que criticar al gobierno. ect. El suplicio de un evento de tan magnas dimensiones bajo el paragüas de una dictadura.

Sin embargo, lo más preocupante no es que muchas personas de diferentes partes del mundo vayan a "sufrir" un régimen de estas características en las próximas semanas. Lo "gracioso" del asunto es que, en el llamado "mundo libre", encontramos algunas similitudes y demasiadas experiencias que nada han de envidiar a lo que podría verse en Pekín. Como parece que la costumbre lo "relativiza" todo, nos parece "normal". Pero, claro, luego los vemos en otros lugares y lanzamos un grito al cielo. Quiero dejar claro que no pretendo defender al regimen chino. Nunca he estado allí y tampoco puedo valorarlo con objetividad. No obstante, sí he visto otras cosas que no lo hacen especialmente diferente respecto a lo que se dice.

En China existe un control férreo sobre los turistas y extranjeros. Se ha llegado a decir que se les espía las 24 horas. Por supuesto, nada que ver con la Patria de las Libertades, Estados Unidos, dónde los aeropuertos son ejemplo de cálidas bienvenidas. Simplemente, si eres extranjero, después de rellenar un exhaustivo cuestionario (la mentira es agravante en caso de delito o falta), te toman todos los datos personales posibles, te toman las huellas dactilares, te fotografían, te pasan por rayos X, te preguntan dónde vas, dónde te alojas... y, como no le gustes al aduanero, te pueden llegar a realizar una minuciosa inspección de orificios. Además, para entrar en el país has de emplear un pasaporte exclusivo (del que se comenta que se puede rastrear en cualquier punto del territorio estadounidense). Eso es moverse en libertad y no lo que hay en China (eso sí, es más probable encontrarse a un policía simpático). Pero, claro, en Estados Unidos "se lucha contra el terrorismo", mientras que el país oriental "es una dura dictadura comunista".
El pasado mes de mayo, Chelsea y Manchester United jugaron la final de Champions League de Fútbol en Moscú, Rusia. Éste es otro país propicio para la "libre circulación": necesitas una invitación para obtener el visado y, si pretendes moverte de ciudad, has de solicitar una autorización. Para asegurarse de ello, en cualquier momento la policía te puede pedir la documentación. No hace falta decir que, antes de la final, las autoridades rusas y las británicas se pusieron de acuerdo para controlar a los hooligans (si tienen acuerdos económicos, cómo no van a trabajar juntos en algo como ésto). El tema no salió mal: en Londres hubo disturbios tras la final después del partido, pero de Moscú no hubieron apenas noticias. ¿Tendrá algo que ver con que el FSB ruso tuviera fichado a todo aquél que hubiera cogido un avión dirección Moscú en los días previos, expulsando del país a todo aquél británico que no cumpliera unos requisitos mínimos?. Otro ejemplo de mundo libre. Pero claro, no es lo mismo controlar "a unos cuantos borrachos", defensores de la libertad de cántico y el libre albedrío que a unos cuantos críticos, defensores de la "libertad".

Menos mal que en Europa somos más comedidos. Por poner un ejemplo, hoy, en Italia, Berlusconi ha decidido sacar al Ejército para controlar a los inmigrantes. Para algo debe servir la instrucción militar: para que el Top Manta no adquiera posiciones estratégicas en el territorio, los pisos-patera no sean fortalezas del delito y las guerrillas de chorizos no causen estragos en la moral de la población. ¿Para qué la policía?. A falta de eficientes Camisas negras, buenos son militares. Aunque solo tenga carácter temporal, como simulacro ya está bien. Bien lo saben los británicos, que en su día sacaron las tanquetas para "defender" el aeropuerto de Heathrow. Así solo dejan a los "malos" una opción: mearse en los pantalones.

Ciertamente, en China se violan las libertades. Y como aquí estamos para dar ejemplo, en España también contamos con grandes iniciativas por la libertad: 'El Manifiesto por una lengua común'. Es extraordinario que un grupo de gente te diga qué lengua debes hablar, sobretodo cuando se busca por la vía de una posible imposición. Para mí, catalán bilingüe y generalmente castellanoparlante, me toca un poco las narices la postura comodona "yo hablo la lengua Única, adaptaté a mí. Yo no tengo porqué comprenderte". Empatía cero. Si no me equivoco, ni siquiera la represora China ha intentado imponer el "Mandarín Standard" (modalidad pekinesa) en todo el territorio, y eso que el Idioma chino es una amalgama de muchas variedades, algunas de las cuáles les cuesta entenderse entre ellas. Los del bar de la esquina de mi casa son originarios de Shanghai, hablan wu y afirman moverse con torpeza con el mandarín. Y a mí no me parecen menos chinos por ello. Por cierto, son muy simpáticos y no suelen espiarme.

Y sobre la censura, ¿qué vamos a decir?. El gobierno chino controla sus medios de comunicación en su favor. Sin embargo, ¿qué garantías tenemos de que los grandes grupos mediáticos occidentales no lo hagan sutilmente?. Porque informar, informan poco (¿Cuantos americanos siguen creyendo que Saddam Hussein estaba detrás del 11-S? ¿O se sabe ya qué se hace en Afganistan?) . Si al final, será cuestión de formas. Durante la Guerra en Irak, todos los medios yankees apoyaron incondicionalmente a su gobierno y colaboraron en la espectacular campaña antifrancesa que se llevó a cabo por su negativa a la invasión. Y después se reconocen "ciertos errores" y tan contentos. ¿Será que los orientales no aprenden a convivir con la crítica y a los occidentales les importa un huevo si cumplen sus objetivos?. Un cargo público chino defenestrado acaba trabajando de cartero; Un cargo público norteamericano o europeo defenestrado acaba en un consejo de administración cobrando un pastón.

Conclusión: no me hace especial gracia ir de turismo a un país y tener a un policía pegado a mi espalda que vigile todo lo que hago. Pero no vayamos dando lecciones de moral (democrática y libertaria) al mundo. No vaya a ser que nos las acabemos tragando.

8 Comments:

Blogger C.C.Buxter said...

Tienes razón en lo que dices, pero la diferencia es que los ejemplos que das son la excepción en los paises democráticos (y en el caso del manifiesto, es una iniciativa estrictamente privada, no del Estado), mientras que en China es la regla. Si olvidamos esto, estamos diciendo que lo mismo da vivir en una dictadura que en una democracia, y no es así.

Alguien decía el otro día que, desde un punto de vista político, estos son los juegos más importantes desde Berlín 1936. Yo no lo sé, pero me parece que es un error habérselos dado a China; que salgan responsables olímpicos quejándose de la censura es casi un sarcasmo, porque ya sabían de qué iba la cosa.

7/8/08 10:11  
Blogger Reverendo Pohr said...

Has visto "Ciudad de Dios"? Cuando comienzan la carrera de atracos, el autobusero decía "nada de disparos". Así fue en el primer atraco. Pero después, en una defensa propia, apareció la "excepción". Y al final, la excepción se convirtió en regla.

Quizá soy un poco ambiguo: no pretendo justificar la dictadura china (ni ninguna). Me preocupa más el considerable avance (o más bien retroceso) de las democracias occidentales hacia sistemas con elementos más propios de dictaduras que de las democracias liberales (la palabra "democradura" no me acaba de gustar). Vemos lo malo que hay en otros lugares... y no nos damos cuenta de lo que pasa delante nuestro, pasmosamente visto por TV. Nos pueden colar de todo: 30 años de democracia y la cultura política en España sigue siendo, a nivel general, muy pobre. Y no promete grandes extensiones.

Otro ejemplo: ¿Cómo se entiende que el Departamento de Seguridad de EEUU contrate a ex-miembros de la KGB o de la Stasi como asesores? ¿Para que trabajen en la mejora su sistema democrático? Bush se convirtió en presidente gracias a un pucherazo en Florida!!!

Debe ser que veo demasiadas películas o leo excesivos libros que plantean un futuro algo oscuro.

7/8/08 10:43  
Blogger Juan Rodríguez Millán said...

Ejemplos que equiparan a China con el resto del mundo en las materias más negativas que se nos ocurran hay muchos. Todos denunciables, por supuesto.

Yo también veo bastante hipocresía, y eso quedará de manifiesto cuando acaben los Juegos y nadie se acuerde de lo que China hace o deja de hacer. Y si no, al tiempo.

7/8/08 18:51  
Blogger C.C.Buxter said...

Lo que pasa es que el autobusero no tenía más límites que los de su propia conciencia, mientras que en las democracias existen mecanismos efectivos para evitar excesos. En los propios Estados Unidos ha habido ya varios pronunciamientos judiciales en contra de Guantánamo y de los poderes especiales conferidos a Bush. Esto no significa que todo sea perfecto, pero sí que podría ser mucho peor. En cualquier caso, has hecho que recuerde la frase de un autor (supongo que sería alemán, como casi siempre) que venía a decir que es en las excepciones donde hay que buscar la regla, ya que de nada vale que uno proclame en abstracto la libertad si luego establece tantas excepciones que la hacen inservible en la práctica.

En un libro de ensayos, José María Ridao escribía que la guerra contra el terrorismo (y en especial, la de Irak) había sido utilizada por la administración Bush para recortar las libertades en el interior del país, más que para obtener ventajas petrolíferas. Es cierto que se están recortando las libertades (en muchos casos, por cierto, con el apoyo de la mayoría de ciudadanos), pero no veo plausible una deriva totalitaria, porque en definitiva, y aunque suene idealista, una vez se conquista la libertad es imposible renunciar a ella. Quien ha vivido en libertad ya no acepta vivir bajo la tiranía.

Para acabar, el caso de España obedece a que, desde un punto de vista histórico y social, treinta años no es nada, apenas el cambio de una generación por otra. Aquí lo que falta es el espíritu o la cultura democrática, que es el complemento indispensable para que funcionen los mecanismos democráticos ya existentes. Hace poco lo dije a propósito del TC y de la CCRTV. Lo del CGPJ, por ejemplo, cuyo mandato constitucional de cinco años se ha superado con creces, sería inviable en el Reino Unido, por mucho bipartidismo y confrontación que hubiese.

En fin Reverendo Pohr, no te preocupes por el futuro. Si todo sale según lo previsto, en unos años se producirá el advenimiento del gobierno de los jueces, y entonces verás lo que es bueno ;P

8/8/08 12:06  
Blogger Reverendo Pohr said...

Efectivamente, Juan, poca gente se acordará de China después de los juegos (a menos que haya alguna desgracia, pero no llamemos al mal tiempo).

Vaya disertación, Buxter. Ciertamente lo bueno de ver las tiranías existentes en el mundo es que permite sentirse afortunado y valorar lo que se ha obtenido en democracia (aunque generalmente solo se escuchen quejidos y criticas). Bien, intentaré no caer en el pesimismo. Tengo fe en ti, aunque como te apuntes al esplai del Club Bilderberg...

PD: En los últimos tres días he visto sucesivamente "Sweeney Todd", "Antes de que el diablo sepa que has muerto" y "Sentencia de Muerte". Creo que semejante festival de "alegría cinematográfica" no me hace nada bien. Creo que será mejor ver las eliminatorias de Judo (Óscar Peñas debuta la madrugada sabado-domingo e Isabel Fernández el domingo), el ciclismo (a ver Valverde que hace), el España-Grecia de basket (8:30 del domingo), tras el debut de valdemoro & company (Sabado 8:30 ante China), el España-Croacia de Balonmano (domingo a la 1 de la mañana...espero que lo pongan en algún bar), etc, etc...

En fin: comienzo vacaciones. Frikisportismo al poder!!!

8/8/08 14:24  
Blogger Juan Rodríguez Millán said...

Más o menos como se están acordando hoy de los bombardeos de Rusia... Putin bien que estaba sentado en el estadio olímpico de Pekín, sí...

¡¡¡Frikisportismo al poder!!!

9/8/08 12:57  
Blogger C.C.Buxter said...

Lo único que puedo prometer es que, cuando te implantemos el chip, no te dolerá...

¿Qué te ha parecido la película de Lumet? Cuando fui a verla me sentí nuevamente minoría oprimida, porque sólo me gustó a mí. Me pareció una película demoledora, aunque con una estructura en flash-back innecesaria; no me extraña que estés pesimista...

Mi gran interés en los JJ.OO. es ver a la selección de baloncesto ganarle la medalla de oro a la NBA. No obstante, como seguro que al final también acabo viendo carreras de piraguas y esgrima... ¡¡¡frikisportismo al poder!!! ;P

10/8/08 11:44  
Blogger Reverendo Pohr said...

Ufff, perdonad el retraso, pero con tanto programa olímpico no he tenido tiempo de escribir (realmente es porque hoy me han traido el rooter nuevo y el viejo lleva dos semanas estropeado, pero no quiero perder mi reputación de frikisportista). Por cierto, a las 2:30 es el España-China de Hockey... :)

Es satisfactorio dejarse la política a un lado. También me estoy quitando de las películas deprimentes. La película de Lumet
te deja con un extraño sabor de boca. Por un lado es una gran realización; por otro, la espera de respuestas a las situaciones circunstanciales no recompensa al espectador paciente. Al final, te quedas chafado... pero como sobreviví al "Asesinato de Richard Nixon", también superaré este drama.

Veo que Juan se lo está pasando en grande (sí, lo sé es contagioso). Así responderé en su blog.

PD: Visto que entre Carrascosa, Fernández y San Miguel se han propuesto dejar al personal con la miel en los labios, esperemos que el Taekwondo vaya mejor...

14/8/08 22:54  

Publicar un comentario

<< Home