jueves, junio 14, 2007

De aquí hasta el infinito



Estos romanos deben estar locos. Llegó el nuevo cónsul para la innovación y exclamó: "¡Esto es una mierda!!!". Por todos los dioses. Tanto historial de cónsules, pretores, cuestores y censores, para que llegue el illuminati de turno con las cosas más claras que el agua: si las cosas no funcionan, se cambian completamente. Una creencia es una creencia y suya es la visión que debe predominar pues lo ha "elegido" el pueblo de Roma. Y que importa que buenos ciudadanos y tribunos se hayan gastado sus sandalias en mejorar la República. Gila lo decía en su monólogo sobre Sherlock Holmes:


- Ha sido Jack el Destripador
- ¿Ah sí? ¿cómo lo sabe?
- Porque soy Sherlock Holmes y a callar todo el mundo.

"Innovación? sí, claro, por supuesto, que hay innovación. Soy yo." Los trabajadores plebeyos se lo miraban con cara de circunstancias: Si Jupiter les dotó de inteligencia, porque son los menos dotados los que llegan a ocupar cargos públicos. El futuro de Roma estaba en juego. Era necesario encontrar nuevas fuentes de recursos y tampoco era necesario marchar sobre Asia Menor ni sobre las tierras heladas de los bárbaros para encontrarlas. Con tan basto imperio, territorio donde buscar no falta. Si puedes desarrollar tu propia tecnología, para que vas a enviar a nadie a Oriente. Pero el cónsul no compartía esa opinión, tan propia de plebeyos ignorantes y ciudadanuchos pseudoconspiradores. "Lo haremos como siempre: Roma es grande y el mundo entero está a nuestra disposición. No perdais el tiempo con cosas inútiles".

Belgis Maximus Fontum, inquieto gestor, no daba crédito a lo que sus oidos escuchaban. Sin duda, el nuevo cargo sería todo un erudito en dirigir ejércitos y repartir estopa en el Senado, pero de Economia no tenía demasiado conocimiento. Por los cuernos de Vulcano, ¿a dónde vais a ir a parar? Mientras los sabios sean esclavos y los incultos sean señores, el grado de estupidez no puede más que augmentar. Con semejante despilfarro, vamos a dejar las arcas tan vacias que no podremos ni pagar una sola legión y seremos débiles, muy muy débiles.
El cuestor aplaudía a rabiar las elocuentes palabras del cónsul. No abusemos de las tierras del Imperio, pues para algo pertenecen a honrados ciudadanos que pagan religiosamente su tributo. Si necesitamos cualquier cosa, lo vamos a buscar dónde se encuentre. Los dioses nos ayudarán. Eso esperaban los administradores, gestores y esclavos, porque en aquellos años no podría cobrar la prestación de desempleo si la cosa iba mal.
Algún día veremos qué lugar nos corresponde en el mundo. Muchos siglos más tarde, el que no genera tecnología queda a expensas del que la genera y vende cada vez más a un precio desorbitado. Sin valentía no hay progreso. Y la industria del futuro requiere una constante transformación y "regeneración" si pretende dar respuesta a las necesidades que puedan surgir. La caida del Imperio Romano significó el inicio de la Edad Media, una época que no se caracterizó precisamente por un progreso brillante y desorbitante en muchos terrenos. Que no hagan falta tantos años para disfrutar de las "luces".

6 Comments:

Blogger Carlos said...

y mira que me da a mi que no estás hablando de I+D...

15/6/07 9:55  
Blogger C.C.Buxter said...

Ah, qué difíciles son los cambios... al final acabarán obligándonos a leer "¿Quién se ha llevado mi queso?"

Por cierto, no sé qué albergará el edificio de la segunda foto, pero a mí, qué quieres que te diga, me recuerda a un búnker. ¿Ironía o premonición?

17/6/07 10:53  
Blogger josecarlosmoreno said...

Bonito artículo sobre... el imperio.

17/6/07 15:20  
Blogger Reverendo Pohr said...

I+D? Qué es eso? Tenemos de eso? Con lo fácil que es comprarlo...

El bunquer es un Centro Tecnológico. Ya puede estar protegido, no vaya a ser que alguién se pretenda llevar... nada. Lo importante es que no se descubra.

ALguno se piensa que "vendiendo país" se "compra más barato". Y luego te llaman provinciano...
Dónde no hay...

19/6/07 11:39  
Blogger Ruben said...

reverendo reverendo...esto te pasa por leer. ¡¿Quien coño te manda preocuparte por las cosas del Cesar?!..al Cesar lo que es del Cesar...y a la plebe...bueno la plebe que vaya de pegada...

21/6/07 15:59  
Blogger Øttinger said...

"Roma es grande y el mundo entero está a nuestra disposición. No perdais el tiempo con cosas inútiles". Qué tiempos los de los romanos.

21/6/07 23:21  

Publicar un comentario

<< Home