jueves, marzo 13, 2008

Charlie Kosovar

Por supuesto que NO, Kosovo no debe servir de precedente. Así he escuchado en la prensa. La justificación proviene, como debe ser, de la Unión Europea, de Estados Unidos, de Alemania, Francia o Gran Bretaña. Históricamente saben mucho del tema. Los yankees nos dieron un magnífico ejemplo con su Guerra de Secesión : su cirugía simplemente se dedicó a "coser" en lugar de cortar. Una guerra bien vale para evitar la fractura de un estado; Los británicos también han sido muy considerados históricamente con las nuevas mayorías en su territorio, otorgándoles soberanía a destajo, como en el caso de Irlanda o de sus antiguas colonias de la Commonwealth; Los franceses son muy generosos con los kosovares: igual cualquier día de estos le otorgan la capacidad de autogestión a algunas de sus prefecturas con mayoría de población de origen africano. Y la Unión Europea, bueno, en su línea "integradora" dentro de Europa. De hecho, en menos de 10 años, los apellidos extraeuropeos serán mayoría en la capital de Bélgica, así que para qué desperdiciar la ocasión de presentar nuevos paradigmas.

Dicen que todos los pobres quieren acercarse a los ricos por si se les pegara algo. El orgullo proamericano en Kosovo está más que justificado. Prueba de todo ello es la mega-base militar americana ubicada allí, Camp Bondsteel, nuevo centro de operaciones para la zona (y cerquita de Oriente Medio) con todo tipo de lujos e inversiones tecnológicas habidas y por haber. ¿Qué mejor que un nuevo estado baratito, postrado y agradecido para permitir todo tipo de licencias militares?. Ya no quedan Francos en Europa. La Guerra Fría ya acabó hace tiempo, pero que nadie se piense que los militares estarán allí por estar. Hay que asegurar que el nuevo oleoducto que se va a construir en la zona, al cuál se habia opuesto Serbia porque ya tiene uno que la atraviesa de cal a canto, pueda ser una realidad. Sed comprensivos, la NASCAR no puede estar sujeta a los caprichos de estos obtusos eslavos de ramalazos pseudocomunistas. Así que los eficientes y profesionales muchachos de Halliburton se encargarán de que el oro negro que provenga de Bulgaria llegue a dónde debe llegar, sin que los mafiosos de turnos (los otros, por supuesto) estén cobrando lo que pertenece a los esforzados inversores norteamericanos. Ya está bien de tanto despilfarro.

El otro día tuve ocasión de ver LA GUERRA DE CHARLIE WILSON, basada en una historia real según sus titulos de crédito. A simple vista parece una americanada clásica, con Tom Hanks introduciendonos lo buenos y tan supremos defensores de los derechos humanos y los pueblos oprimidos del mundo son los congresistas de Washington, en contraste con lo malos y atroces que eran los terroríficos comunistas soviéticos. No digo yo que, en realidad, la URSS invadiera Afganistan en los 80 con ramos de rosas, pero el planteamiento peliculero que hace de unos y de otros es completamente desproporcionado. Sin embargo, creo ver una segunda lectura, igual es cosa mia: se aprovecha una película de corte patriótico y proamericano para filtrar una serie de elementos que el público norteamericano no se plantearía nunca:

* Para hacer la guerra, Estados Unidos se aliaría con el mismísimo Satán si hiciera falta. Es capaz de unir bajo el mismo negocio a israelíes, saudíes, egipcios y pakistanies sin que nada se haga oficial. No cabe decir que estos negocios no se llevan a cabo por humanista solidaridad con el pueblo afgano: aquí todo el mundo gana mucho dinero.

* En la política norteamericana puede influir cualquier multimillonario ocioso con buenos contactos. El pueblo bastante tiene con ver lo bonita que son las mansiones en las que viven. Tema aparte es el personaje de Julia Roberts, típica conservadora ultracristiana, escasamente escrupulosa cuando le interesa, sin reparos en bajarse las bragas para ganarse los favores que hagan falta y observadora con autosuficiencia moral al resto de las mortales.

* Un congresista americano va al extranjero con toda su ignorancia en su equipaje. Debe parecer muy gracioso no conocer las "raras" y "primitivas" costumbres de los países a visitar, si bien al despreciado no le suele resultar nada divertido.

* Los afganos, los mismos que protegerían a Bin Laden durante años, fueron armados con la última tecnología militar sufrgadada con el dinero del contribuyente norteamericano. 500 millones de dólares invertidos en un país del cuál en torno al 90% de los americanos no han oido hablar en su vida y el 98% sería incapaz de ubicar en un mapa.

* Una vez logrado el "éxito" en Afganistan y derrotado el ejército soviético, EEUU solo se dedica a colgarse medallas y olvidarse de un país destruido. Consecuencia: los talibanes llegarían al poder con las armas del erario yankee e instaurarían una dictadura tan poco democrática como radicalmente opuesta a los "principios cristianos" sobre los que supuestamente se apoya la ayuda militar norteamericana. El agente de la CIA, brillantemente interpretado por Philip Seymour Hoffman, intenta insinuar casi imperceptiblemente algo de autocrítica al final. 20 años más tarde, las cosas apenas han cambiado. Bueno, sí, ahora las antiguas ex-repúblicas soviéticas se enriquecen con el tráfico de drogas de la zona, además de fomentar el democrático intercambio de armas y todo tipo de mercancia robada.

Mientras algunos se preguntarán "¿por qué ellos sí y nosotros no?", miraremos entrañablemente a los albano-kosovares con banderitas americanas y europeas. Se podrá decir, y con mucha razón, que los albanokosovares han sufrido muchísimas vejaciones y que se han visto sometido como pueblo a auténticas y terribles salvajadas (aunque el UCK tampoco se quedó corto cuando le llegó su "turno"). Sin embargo, decir que ese el verdadero motivo de su nuevo estado independiente...


Para más información, se puede consultar http://elveiga.blogspot.com/, http://www.fromthewilderness.com/ y también http://el-situacionista.blogspot.com/2008/02/fantasmas-balcnicos-v.html

4 Comments:

Blogger el_situacionista said...

Sí, las cosas son así. ¿Necesitas un Estado? Nosotros lo creamos y lo mantenemos. Date cuenta qué es lo que pasa hoy en Mitrovica. ¿Problemas de altercados públicos? La policía kosovar no actúa -porque no hay- pero sí la OTAN (y sus fuerzas policiales). ¿Quién juzgará a los detenidos? Jueces no kosovares con leyes no kosovares. A mi que me lo expliquen. Lo positivo es que ya nadie oculta que Kosovo es un territorio "protectorado". Es decir, una colonia. ¡Ya es oficial, chicos, podéis salir de las trincheras!

19/3/08 11:54  
Blogger Øttinger said...

En referencia a la mención de la película, que ya quedó comentada en Detripando Terrones, no creo que sea un corte proamericano. Sorkin dibuja sus personajes para que cumplan con el papel de grandes patriotas que se suponen deben tener, del mismo modo que deja claro que sólo tienen el automático puesto porque es lo que se demanda de ellos.

19/3/08 13:46  
Blogger Reverendo Pohr said...

Bueno, he leido comparaciones entre Kosovo y Panama (para que luego digan que no hay precedentes). Estados Unidos, una vez más, hace lo que le place. Por supuesto, lejos de sus fronteras. ¿quién les va a llevar la contraria?

26/3/08 12:02  
Blogger barb michelen said...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

29/3/08 16:11  

Publicar un comentario

<< Home