viernes, abril 04, 2008

Los juegos hipócritas

El parlamento europeo propone a los estados miembros el boicot a los Juegos de Pekín, previstos para el próximo mes de agosto. El mismo presidente francés Sarkozy ha destacado en su propugna en contra del evento deportivo, como ejemplo a seguir por otros mandatarios enverso la política de China en relación al Tibet. Parece que la preocupación por la situación vivida en aquella región del Himalaia, con represión tras represión, ha hecho ver a Occidente que, tal vez, aquel país no está por la labor en materia de derechos humanos como sería aceptable "universalmente". A pesar de las proclamas del Dalai Lama, reclamando una solución pacífica manteniendo los Juegos Olímpicos al margen, nuestros modelicos dirigentes occidentales, incluyendo a los aspirantes a la Casa Blanca, están dispuestos a dar ejemplo: boicotear la ceremonia inagural, aquella que aglutina a todos los países del mundo (y estados dependientes miembros del COI ), los cuáles desfilan tras su bandera representativa y muestran al mundo una imagen de universalidad pocas veces mostrada en los telediarios.

...Pero detrás de tanta fachada de alegaciones y reivindicaciones éticas, todo comentario sobre los temas económicos y las relaciones comerciales quedan reducidas a poca cosa. Ya puede salir Hillary Clinton, McCain o Obama negándose a ir a Pekin. y hacer un reivindicativo feo gesto a las autoridades chinas... pero, ojo, los sponsors ni tocarlos. Deben estar bien visibles. Puede darse el caso de que las multinacionales, sin duda todas unas expertas en dar lecciones de derechos humanos, a pesar de sus "deslices" explotatorios y coquetos con el esclavismo, retiren algo de publicidad de la ceremonia. Pero, ¿escucharemos alguna renuncia a algún solo yuan una vez acontecida la Inaguración Olímpica? . A cobrar, que para eso estamos. Además, ¿qué "culpa" tienen una pobre empresa de lo que ocurre en el Tibet?

Por otro lado, Sarko mostrará al mundo su moralidad política faltando a esta Inaguración... en tanto que, si hay que vender armas, aviones o incluso un reactor nuclear a China, se hará con la debida discreción, a diferencia de lo que hacen en el Tibet. ¿Cuántas veces le hemos dicho a estos chinos que sean más disimulados, joder!? Y eso que la censura es legal. El secretario general de la ONU, Ban Kin-Mun, ya ha dicho que tampoco asistirá a la ceremonia porque estará "ocupadísimo" y el presidente del COI, Jacques Rogge ya ha dejado caer: "Hace 7 años (cuando se proclamó Pekin como sede olímpica) nadie dijo nada" . Por supuesto. La situación en el Tibet no era diferente (de hecho, lleva 50 años ocupado y allí no intervinieron las potencias extrangeras como sí hicieron en Corea), pero China no se vería como un país represor de las minorías: se veía como un enorme y vasto mercado, repleto de consumidores . 1.300 millones (imaginad si cada uno compra una cocacola). Bueno, esa visión tampoco ha cambiado a ojos del mundo, amen del plus obtenido con estos compradores a los cuáles no les permiten tirar papeles ni escupir en la calle. Son buenos consumidores.

Tantos años masacrando tibetanos budistas y parece que prácticamente nadie había reparado en ese detalle. Oficialmente, se considera un "problema interno". Además, parece que Reporteros sin fronteras (RSF) son el látigo exclusivo del gobierno chino, pero trabajo tienen de lo lindo por todo el mundo. Porque la represión de minorias religiosas por parte de los grandes estados no solo existe en China, que otrora no solo castiga "pacíficos tibetanos". Sin embargo, todos estos grupos religiosos perseguidos por doquier, sin entrar en su tipologia en términos de amenaza (o cómo se les debe tratar), no cuentan con millonarios de Hollywood entre sus feligreses. En Japón o Corea, las "sectas" son perseguidas con fiereza; En Rusia, aparecen grupos terroristas de raiz religiosa que no aparecen en ninguna lista y son también masacrados. Y puestos a equilibrar: ¿cuántos musulmanes han sido perseguidos y torturados en Estados Unidos en los últimos años? Los derechos humanos que se reclaman a China, ¿se respetan en Guantánamo?. En los juegos olímpicos de Salt Lake city (2002), no se habló de boicot, a pesar de que, además de celebrarse en un país que no respeta los derechos humanos fuera de su territorio (ejército norteaméricano), su designación fue resultado de un proceso repleto de irregularidades y corruptelas. Nadie quiso entonces dar ejemplo... porque lo importante era (y es) el deporte, con sus correspondientes casos de dopaje.


También podría hablar de los JJOO en la Berlín nazi (1936) o los mundiales de fútbol de Italia (1934) o Argentina (1978), ambos estados celebrantes con regímenes dictatoriales y represivos. No obstante, no quiero juzgar a la ligera tantos casos en los que se mezcla política y deporte, demasiados hasta la exageración. Más bien quiero resaltar que, la cagaran o no designando Pekin, los Juegos Olímpicos me parecen uno de los símbolos de universalidad humana más emblemáticos que existen. Desde mi punto de vista, es una barbaridad lo que ocurre en el Tibet, pero creo que es un terrible realidad a la que se está respondiendo hipócritamente. Todos tienen trapos sucios en casa. Todo indica que hay que "tirar hacia delante" y cada uno "mantiene las formas". Como diría Jean Baudrillard : "Lo único real es este simulacro de realidad"

4 Comments:

Blogger Galmaran said...

See Please Here

14/4/08 9:59  
Blogger Juan Rodríguez Millán said...

Plenamente de acuerdo. Las protestas por el Tibet son justísimas, pero atacan donde no deben. El dinero sigue moviéndose, el apoyo político en ciertos asuntos también. Pero se ataca a los Juegos, el eslabón más mediático y, al final, menos efectivo.

14/4/08 13:14  
Blogger C.C.Buxter said...

Lo complicado de esta cuestión es que, si bien uno puede pensar que las reclamaciones políticas tienen que dejarse al margen de los Juegos Olímpicos, lo cierto es que China es la primera que va a utilizar políticamente esta cita deportiva. ¿Qué hacer? Lo de siempre: nada. No ir a la inauguración es un gesto hipócrita de cara a la galería occidental, a sabiendas de que no va a molestar demasiado al gobierno chino, más allá de alguna protesta o boicot puntual.

A mi este tipo de "concienciación" libertadora espontánea y según los dictados de la moda me pone muy nervioso. ¿Quién se acuerda ya de la dictadura militar en Birmania? Cuando pasen los JJ.OO., ¿quién hablará del Tibet? ¿Pero es que todavía hay saharauis sometidos a Marruecos?

20/4/08 19:35  
Blogger Claudio said...

un asqueroso negocio. look at Beijing 2008 S.A. en mi blog

23/4/08 1:14  

Publicar un comentario

<< Home