viernes, marzo 27, 2009

Salsa Bolognesa

Parece que vuelve la calma tras la tempestad en Barcelona, pero me muestro algo escéptico. Después del follón que se lio con el desalojo de los estudiantes de la Universitat de Barcelona y los violentos altercados que lo acompañaron, me queda la sensación de no haberme enterado de la película. Jaleo se ha montado un montón, cierto. Pero las portadas de los periódicos, aparte de mostrar manifestaciones y cargas, además de fotos de estudiantes y Mossos de Esquadra, de lo que menos se ha hablado es del tema principal: el famoso Plan de Bolonia.

No sé si será cosa de los medios de comunicación, más prestos a mostrar imagenes emocionantes que aburridos alegatos; No sé si será culpa del gobierno (el culpable de todo, como siempre), presto a acabar con cualquier intento de escándalo público que cuestiones su gestión; No sé si será lo mal que están vendiendo sus reivindicaciones los colectivos estudiantiles (un eslogan, por muy compartido que sea ideológicamente, no articula una propuesta o contrapropuesta), que parecen más preocupados por mostrar que "hacen algo" que no por hacer llegar con claridad al público por qué motivo lo hacen. La cuestión es que pasan los días y sigo sin saber bien a dónde ha estado llevando todo esto. ¿Es un intento de jaleo para que las mentes pensantes y decisoras del Plan de Bolonia se den cuenta de su "error y se echen atrás? ¿O realmente se hace presión con algún objetivo en concreto, como sería el cambio de algún punto en particular?.

El rector de la UB justificó su demanda de desalojo en que "los ocupantes no tenían disposición a negociar". ¿Negociar qué?. ¿Qué puede hacer un rector universitario ante el Plan de Bolonia? ¿Presionar a la Generalitat? ¿Y se puede saber qué puede hacer la Generalitat respecto a ese Plan? ¿Rebelarse?. Y, en el caso que hubiera algo que negociar, ¿con quién se haría?. A los estudiantes "rebeldes" se les llama "Anti-Bolonia", pero tengo mis dudas de que sean un grupo homogéneo que se pueda simplificar y reducir a una única denominación. En temas laborales, se negocia con los sindicatos, preferentemente con los mayoritarios. Pero, ¿existe representatividad colectiva a nivel estudiantil en Catalunya? ¿Serían la AJEC, el Sindicato de Estudiantes, AEP... suficientemente representativos y maduros para un hipotética negociación de cierto calibre que afecte, no solo a una universidad en particular, sino a todos los estudiantes europeos?.
Eso sí, podremos criticar, con razón, y abrir en canal el tema de la desproporcionada actuación policial y el empleo indiscriminado de la violencia... pero, ¿no se suponía que habíamos venido a hablar y debatir de Educación, el origen de todo?. Aparece la "salvajada" y, de golpe, se cambia el guión.
Sin entrar a defender ni rechazar el Plan de Bolonia, con el que se puede estar más o menos de acuerdo en general y/o especialmente afín/crítico con algunos puntos del mismo en particular, tengo la sensación de haber visto una película de acción en la cuál no he acabado de entender el mensaje (si lo hay, claro). ¿Habrá que volver a verla?.

3 Comments:

Blogger C.C.Buxter said...

Este es uno de esos asuntos de los que se habla y se habla en los medios pero del que uno no saca conclusiones.

Cuando empecé a ir a la universidad ya se hablaba de Bolonia, pero todavía hoy sigo sin saber a ciencia cierta en qué va a consistir, más allá de que se vayan a homogeneizar los estudios universitarios a nivel europeo. Por lo demás, no suelo estar predispuesto a ponerme entusiasta junto a las reivindicaciones estudiantiles, ya que mi experiencia es que muchas veces esos "estudiantes" más que defender los intereses del alumnado actúan para posicionarse políticamente, cuando no para tener alguna batallita que contar de mayores (igual que hoy todo el mundo dice que fue perseguido por los "grises", seguro que dentro de veinte años miles de personas afirmarán haber sido perseguidas y apaleadas por los mossos).

¿Quién tiene razón? ¿Quién gana con Bolonia y quién pierde? Seguramente, unos y otros tendrán propuestas interesantes, pero no creo que encerrarse en la universidad e impedir que se haga clase sea la mejor forma de plantearlas.

31/3/09 22:00  
Blogger Juan Rodríguez Millán said...

Pues no puedo estar más de acuerdo. Tanta historia colateral no ha hecho que Bolonia me interese, no sé de qué va la historai, no sé qué piensan unos y otros y no creo que tengamos sobre la mesa interlocutores válidos. Lo único que tengo claro de mis tiempos estudiantiles es que las huelgas y las protestas se las creían dos y las hacían doscientos. Y así no se hacen las cosas. Pero la gresca es la gresca y eso vende...

31/3/09 23:08  
Blogger Reverendo Pohr said...

Lo importante es que pase algo. Y el porqué es objeto de irrelevancia o de frivolidad. Como dicen algunos: lo "importante" es hacer alguna cosa.

6/4/09 14:16  

Publicar un comentario

<< Home