jueves, junio 10, 2010

El mayor espectáculo del mundo

En cuestión de 1 día, 4 horas y 30 minutos, dará comienzo uno de los eventos más multitudinarios y espectaculares de todos los que se puedan celebrar en nuestro globo terráqueo en los últimos años: el campeonato mundial del fútbol de Sudáfrica. Suena exagerado, realmente, pero si tenemos en cuenta algunos "detalles", no lo es tanto. Después de todo, no existe ninguna "religión" en el mundo con tantos seguidores (en este caso, por el fútbol), ni lengua que tenga una terminología más compartida; Todos los estados (y lo que no son estados) del mundo tienen su equipo representativo y forman parte de una organización internacional mundial (la FIFA) que supera en miembros incluso a la Organización de las Naciones Unidas (ONU); A nivel económico, dicha organización maneja unas cantidades dignas del Banco Mundial y el FMI (con la diferencia de que éstos últimos manejan más Deuda que dinero real) y ha sido capaz de generar infrastructuras en casi todo los países del mundo, incluídos lugares que el 99% de la población mundial no sabía que existían; Como organismo, es capaz de recaudar de patrocinadores más cantidad de dinero que lo que es capaz de recaudar en impuestos algún que otro país desarrollado. Y, a nivel cultural, puede ser un tema de conversación común en relativa igualdad de condiciones entre personas de diferente étnia, raza, tradición, familia lingüística, status social, etc.

Sin lugar a dudas, el mundial de fútbol es un acontecimiento de grandes dimensiones. A nivel mediático, tiene una cobertura propia de los grandes acontecimientos políticos y económicos mundiales (en ocasiones, más). Por ello, cuesta creer que todo esto se reduzca a un simple juego, 11 contra 11 y un balón a introducir en la portería rival. El canadiense Declan Hill es uno de tantos periodistas de investigación que vienen a recordarnos que el fútbol es algo más que un juego, algo más que un deporte, con unas connotaciones sociopolíticas y/o económicas con cierta influencia, mayor o menor, en muchas sociedades del mundo. Uno de sus libros, "The Fix" (traducido en España como "Juego sucio. Fútbol y crimen organizado") nos abre las puertas a un mundo dónde se pretenden alterar todos los factores, internos o externos, influyentes de un juego. Para muchos es una forma de vida que reporta unos ingresos que no se declaran en ninguna hacienda pública; Para otros, incluso algo más.

La lógica nos hace pensar que elementos como el azar, capaz de combinar fortunas o infortunios en ciertas, o la mera habilidad, se pueden reducir mucho más que lo se cree. No todo está en manos de los dioses ni en la de los hombres (almenos, no en los que se visten de corto), si no que existen muchos intereses particulares que hacen lo posible para "empujar el destino" hacia un lugar previamente establecido. Y que los aficionados a este deporte seguiremos la competición con toda la ilusión del mundo, obviando la posibilidad de que se esté cumpliendo un guión ya escrito (aunque sea a grandes rasgos) y convenciéndonos que el desarrollo de juego está libre de interferencias artificiales (el tema de la corrupción son leyendas urbanas). Lo haremos creyendo que no todo se puede controlar, que la incertidumbre es real y que nuestra selección favorita de verdad puede ganar el torneo. Y, sobretodo, que el final del camino no puede ser simplemente un producto de marketing, más o menos sorprendente (hay que agradar a un público bastante numeroso), prefabricado anteriormente en solícitos despachos, selectivos palcos o discretos locales de copas.

Estoy deseando que empiece ya!!!

5 Comments:

Blogger Lansky said...

En la historia de los mundiales hay muchos robos, como el protagonizado por Alemania contra Uruguay en uno de los sesenta (goles anulados, etc.), pero esperemos que no pase en este. Junto a los de siempre, incluidos los que este año no van bien, como Argentina, España tiene muchas opciones. A ver qué pasa

11/6/10 9:11  
Blogger C.C.Buxter said...

Después de la aciaga jornada de ayer, como para no hablar de posibles intereses en que se clasifique uno u otro equipo... Lo del gol fantasma de Lampard, aun siendo claro, puede tener un pase; pero el gol de Tévez, sólo en el área pequeña, a lo "Palomero", ¡vaya escándalo! Es lo único que nos faltaba en este Mundial bastante insulso, que la sombra de la sospecha se cierna sobre los árbitros.

Por ahora, mis pronósticos van al 50%: Francia eliminadísima desde antes de comenzar el campeonato; pero el pobre papel de Inglaterra no me lo esperaba, creía que con Capello podrían hacer algo grande. También ha sido sorprendente la eliminación de Italia. Y respecto a España, con el partido contra Portugal y Paraguay o Japón en el horizonte, creo que es el momento de llegar lejos. Recemos porque el de negro no quiera otra cosa...

28/6/10 11:13  
Blogger Juan Rodríguez Millán said...

Reverendo, ¿sigues por ahí...? ¿Todo bien...? Que mira que me extraña que fuéramos campeones y no dijeras nada, aunque haya un verano de por medio...

9/9/10 12:37  
Blogger Reverendo Pohr said...

Sí, Juan, estoy aquí. Tras varios meses de "Stop bloggero", volveré la próxima semana para seguir dejando alguna aportación. La blogosfera no se deshará tan rápido de un viejales de 4 años...

Te agradezco el interés.

Greetings

9/9/10 13:02  
Blogger Reverendo Pohr said...

Por cierto, no sé si hemos "comprado" la Copa del Mundo (después de ver todos los partidos, debo reconocer que, si fue un apaño, lo disimularon muy,muy,muy bien y lo sufrí y disfruté como si fuera real), pero como campeona del mundo, Spain va a molar un montón.

...Bueno, aunque el bolo del martes en Argentina no hiciera mucho por ello. Será también para disimular, supongo.

9/9/10 13:25  

Publicar un comentario

<< Home